Vie, 01 Jul 2022 07:22 AM

El auge de los cerradores latinos en la Liga Central

 

Raidel Martínez es ahora el cerrador titular de Chunichi

 

   Algo muy curioso ocurrió en la Liga Central este viernes 21 de agosto: los 3 juegos de la jornada fueron salvados por lanzadores latinos. No sabemos si eso fue un nuevo récord o no, pero como mínimo se igualó la marca, ya que ese circuito sólo puede disputar un máximo de 3 encuentros por día.

 

   Por una parte, el cubano de los Dragones de Chunichi Raidel Martínez retiró en fila a los 3 bateadores que enfrentó, incluyendo a uno por la vía del ponche, en el triunfo de 3-1 de su equipo sobre las Estrellas de DeNA en el Nagoya Dome.

 

   Por la otra, el derecho venezolano de los Tigres de Hanshin Robert Suárez otorgó un boleto, pero no permitió hits ni carreras en una entrada de relevo para asegurar el triunfo de 7-4 de su conjunto sobre las Golondrinas de Yakult en el Estadio Meiji Jingu de Tokio.

 

   Así mismo, el zurdo dominicano de los Carpas de Hiroshima Gerónimo Franzua se unió a la fiesta al permitir un hit sin carreras en un episodio de labor en el triunfo de 7-5 de su club sobre los Gigantes de Yomiuri en el Estadio Mazda de Hiroshima.

 

   Tanto Martínez como Suárez sumaron ese día su octavo rescate de la temporada y eso les permitió a ambos ascender al liderato conjunto de ese departamento en el circuito (el derecho Taichi Ishiyama, de Yakult, había llegado a ese mismo total el día anterior).

 

   En lo que respecta a Franzua, ese fue su quinto salvado de la campaña, cifra que le permitió ascender al sexto lugar de esa categoría en la liga e igualar en esa posición a su compatriota Rubby de la Rosa, quien tras más de un mes de ausencia por lesión ya está de regreso como el cerrador titular de Yomiuri.

 

   Eso quiere decir que, en este momento, 4 de los 6 equipos de la Liga Central cuentan con un cerrador latino y todos ellos están obteniendo muy buenos resultados de esa apuesta.

 

Suárez se ha convertido en un gigante como cerrador de Hanshin

 

   Suárez, que cosechó su noveno rescate el sábado, es ahora el nuevo líder de la especialidad en el circuito, si bien comparte otra vez esa distinción con Ishiyama, quien igualó ese total ayer domingo.

 

   No podríamos estar más contentos por su éxito, especialmente después de ser dejado en libertad por los Halcones de SoftBank el año pasado tras un fallido intento de convertirlo en abridor.

 

   Suárez llegó a Japón en 2016 y de inmediato destacó como relevista intermedio con el conjunto de Fukuoka, luego de registrar una efectividad de 3.19 en 58 apariciones desde el bullpen y acumular 28 hold points (partidos aguantados más victorias como relevista).

 

   Lamentablemente, se perdió toda la campaña 2017 y el inicio de la 2018 luego de someterse a una operación Tommy John, por lo que su acción sobre el montículo fue muy limitada en esos 2 años.

 

   En 2019, por una razón aún desconocida, SoftBank decidió cambiarlo a abridor, un rol que no había ejercido hasta entonces, y el resultado no fue bueno. Dejó récord de 0-4 y una efectividad de 5.74 en 6 aperturas y 3 actuaciones como relevista, razón por la cual fue dejado en libertad a finales de año.

 

   Por un momento, pareció que su carrera en la NPB había llegado a su fin, pero Hanshin tuvo el buen atino de firmarlo y devolverlo al bullpen, donde brilló al principio como relevista intermedio y ahora se ha convertido en un gigante como cerrador.

 

   De mantener el buen rendimiento que ha mostrado hasta ahora (1.74 de efectividad en 21 salidas y co-líder de salvados de la Liga Central con 9) y evitar nuevas lesiones, lo más probable es que lo veamos continuar en esa posición hasta finales de año.

 

   Martínez, por su parte, hizo historia el sábado al imponer un nuevo récord de velocidad para un lanzador de su equipo, luego de alcanzar los 160 km/h (99,42 m/h) con una de sus rectas. Lo más curioso de todo es que superó su propia marca de 159 km/h (98.80), que ya había implantado esta misma campaña.

 

   Luego de comenzar el año como relevista intermedio, registró su primer salvado el 2 de julio para luego sumar 7 más y apoderarse de la titularidad de esa posición en el club.

 

   De mantener esa inverosímil velocidad y la increíble efectividad de 0.86 que lleva luego de 21 apariciones desde el bullpen, no cabe duda de que el equipo lo seguirá utilizando como su cerrador titular durante el resto de la temporada.

 

Franzua se convirtió en cerrador de manera accidental, pero ha brillado en el puesto

 

   En lo que respecta a Franzua, su ascenso al protagonismo fue más accidental que otra cosa. Su rendimiento como relevista intermedio a principios de año dejó mucho que desear, luego de mantener su efectividad por encima de 4.25 durante sus primeras 14 apariciones.

 

   No obstante, su posterior recuperación, sumada a la mala racha del equipo y a la lesión de su cerrador titular, le abrió las puertas de esa posición, que hasta ahora ha ejercido con un éxito sostenido.

 

   Su primer rescate llegó el 29 de julio y desde entonces ha sumado 5 más para meterse entre los 5 mejores de ese departamento en la Liga Central.

 

   Eso quiere decir que en este momento tenemos 3 cerradores latinos entre los 5 primeros puestos de esa especialidad en el circuito: Suárez, que es co-líder con 9; Martínez, que es tercero con 8; y Franzua, que está igualado en el quinto lugar con 6.

 

   En 2017, el dominicano Rafael Dolís lideró la Liga Central con 37 salvados y su compatriota Arquímedes Caminero quedó tercero con 29, pero ningún otro latino apareció entre los 5 mejores, por lo que ahora estamos presenciando algo único.

 

   De mantener su salud y su efectividad, es muy probable que Hiroshima continúe utilizando a Franzua como su cerrador titular, ya que después de todo es el relevista más confiable que tiene en este momento.

 

De la Rosa se vio frenado por una lesión, pero ya está de regreso como cerrador de Yomiuri

 

   En lo que respecta a De la Rosa, su buen comienzo de campaña, en el que cosechó 4 salvados en sus primeras 5 salidas, se vio frenado por una lesión que lo alejó de los terrenos de juego por más de un mes. Sin embargo, ya está de regreso y no perdió tiempo en sumar otro rescate para elevar su total a 6.

 

   Con Yomiuri camino a otro título de liga, lo más probable es que De la Rosa se mantenga en ese puesto hasta el final, siempre y cuando no se vuelva a lesionar.

 

   Curiosamente, los 2 conjuntos del circuito que no cuentan con cerradores latinos, DeNA y Yakult, están urgentemente necesitados de un lanzador de calidad que ocupe ese puesto.

 

   DeNA perdió a su cerrador estrella, Yasuaki Yamasaki, no por lesión, sino por mal rendimiento y por falta de sangre fría en situaciones claves, lo que ya le ha costado al equipo varias derrotas importantes esta temporada.

 

   Su reemplazo, Kazuki Mishima, lo ha hecho bien hasta el momento, pero no existe garantía de que pueda mantenerse en ese puesto hasta finales de año.

 

   Yakult, por su parte, sigue utilizando a su mejor opción para ese puesto, Taichi Ishiyama, pero no sin sufrir de tensión alta como consecuencia. Tal como ocurre con Yamasaki, Ishiyama suele flaquear en momentos cruciales y permitir que el rival empate el marcador o gane el partido.

 

   Un cerrador latino, al estilo de Suárez, Martínez, Franzua o De la Rosa, les caería como anillo al dedo en un momento de tanta necesidad. Es más, ambos clubes deberían empezar desde ya a considerar esa posibilidad para el futuro.

 

Escobar podría ser el cerrador de DeNA

 

   DeNA, de hecho, ya tiene al venezolano Edwin Escobar, quien completó una temporada excepcional el año pasado como relevista intermedio y que es posible que pueda hacer también un buen papel como cerrador.

 

   Sin embargo, sus titubeos en momentos claves han sido notorios y puede que eso lo mantenga alejado de ese puesto. El ejemplo más claro de ello llegó en el primer partido de la postemporada de 2019, cuando cedió 3 carreras en una entrada que le permitieron al conjunto rival remontar un juego que comenzó perdiendo 7-0.

 

   De cualquier forma, no podemos sino celebrar este gran momento que están viviendo los cerradores hispanos en la Liga Central y desearles todo lo mejor para el futuro.

 

Compartir