Sáb, 20 Jul 2024 05:25 AM

El misterioso caso del mexicano Joey Meneses

 

Meneses conectó 4 jonrones en 29 juegos en la NPB este año

 

   El popular diario Sponichi publicó ayer domingo (sábado en la noche en el hemisferio occidental) un artículo en el que reveló que los Búfalos de Orix planean cancelar el contrato del mexicano Joey Meneses debido a una violación del mismo por parte del jugador.

 

   Lamentablemente, el rotativo no ofreció más detalles acerca del motivo por el cual el club ha decidido tomar una decisión tan drástica, sino que se limitó a informar que explicará lo ocurrido en una rueda de prensa en los próximos días.

 

   Poco después, nuestro amigo y colega Jim Allen, de la agencia de noticias Kyodo, informó a través de su blog personal que la razón por la cual Orix planea dejar en libertad al jugador azteca es porque éste dio positivo en una prueba antidopaje.

 

   Ninguna otra fuente ratificó esa información, por lo que contactamos directamente a Allen para confirmar el dato y éste corrigió de inmediato su reporte, explicando que se equivocó al afirmar que Meneses había dado positivo, si bien sigue siendo un hecho que el club planea anular su contrato.

 

   Más adelante, en la misma noche del sábado, Sponichi publicó otro artículo en el que habló de una “violación disciplinaria” por parte del jugador y apuntó a ese motivo como la razón por la cual el equipo desea dejarlo libre. Sin embargo, no ofreció detalles que aclararan la situación.

 

   ¿Qué habrá hecho el hispano para ameritar ser despedido da una manera tan abrupta, no sólo del conjunto, sino del béisbol japonés en general? Porque, demás está decirlo, si su club lo despide, ningún otro equipo de la NPB lo va a firmar, ni ahora o ni en el futuro.

 

   El haber dado positivo en una prueba antidopaje es, de hecho, la explicación más lógica de lo que pudiera estar ocurriendo, porque es prácticamente la única falta que pudiera ameritar un castigo tan severo.

 

   Tres jugadores latinos han dado positivo hasta ahora en una prueba antidopaje en la NPB y todos se despidieron del circuito poco después de anunciarse la noticia.

 

   En la campaña 2008, tanto el venezolano Luis González como el español Danny Ríos fueron suspendidos por un año por la liga luego de dar positivo por sustancias prohibidas, pero el hecho fue tan bochornoso para sus equipos que éstos decidieron cancelar de inmediato sus contratos, por lo que ninguno de los dos pudo regresar a Japón en años posteriores.

 

Amador dio positivo el año pasado por 2 diuréticos, no por esteroides

 

   La temporada pasada, el mexicano Japhet Amador también dio positivo en una prueba antidopaje, si bien en su caso fue por diuréticos y no por sustancias prohibidas, razón por la cual la liga lo suspendió por sólo 6 meses.

 

   Él apeló la suspensión e intentó probar que esas sustancias aparecieron en su cuerpo de manera involuntaria, pero lamentablemente no logró culminar su investigación a tiempo y la sanción fue ratificada.

 

   Su equipo lo apoyó hasta entonces y hasta contempló la posibilidad de renovarle su contrato, pero al final decidió dejarlo en libertad y ningún otro conjunto japonés lo contrató, por lo que se despidió de Japón por la puerta trasera.

 

   Por lo tanto, si Meneses dio efectivamente positivo en una prueba antidopaje y lo hizo por esteroides, entonces eso explicaría la determinación que está mostrando su equipo para terminar su relación con él. Si lo hubiese hecho por diuréticos, lo más probable es que le estuviese teniendo un poco más de paciencia.

 

   Otra posibilidad que podría justificar ese tipo de medida es que el jugador haya sido descubierto consumiendo drogas recreacionales, como marihuana o cocaína. Eso también representaría un escándalo que dañaría mucho la imagen del equipo, especialmente si el hecho fue registrado por los voraces tabloides japoneses.

 

   El problema con esa posibilidad es que resulta bien difícil conseguir drogas en Japón. No es que el país esté libre de ellas, pero el acceso que la gente tiene a las mismas es bien limitado y sólo se logra a través de contactos locales que dudamos que el mexicano haya tenido tiempo de establecer.

 

Yamaguchi fue suspendido por participar en una pelea en un bar, pero no fue despedido

 

   El lanzador Shun Yamaguchi, por ejemplo, fue suspendido hace un par de años por su equipo por caerse a golpes en un bar con otro hombre mientras ambos estaban ebrios. Como ese no es el ejemplo que debe mostrar un jugador profesional, que además juega para el club más respetado del país, la gerencia decidió suspenderlo por el resto de la temporada.

 

   Quizás Meneses protagonizó una escena similar bajo la influencia de drogas o alcohol, pero dificultamos que un incidente de ese tipo hubiese generado una reacción tan visceral por parte de su equipo. Como ya lo vimos con Yamaguchi, lo más probable es que hubiese intentado trabajar con él para resolver la situación.

 

   Un escándalo de apuestas es otro de los pecados capitales del béisbol, tanto en Japón como en los Estados Unidos. Los Gigantes de Yomiuri suspendieron de manera indifinida hace unos años atrás a 3 jugadores de su equipo menor por apostar en partidos del club.

 

   La suspensión no fue de por vida porque ninguno de los 3 participó en los juegos en los que estaban apostando, porque de haberlo hecho ninguno contaría con la posibilidad, por mínima que sea, de volver a jugar béisbol profesional en el futuro.

 

Meneses tiene muy poco tiempo en Japón como para haberse metido en otros problemas

 

   De pronto Meneses se vio envuelto en un problema de ese tipo, pero para haberlo hecho hubiese tenido que establecer contacto con la mafia japonesa y sin hablar japonés y con tan poco tiempo en el país resulta casi imposible que eso haya ocurrido.

 

   Otra posibilidad es que se haya visto envuelto en un escándalo personal, como violencia doméstica, una agresión física a una persona o incluso una violación, pero insistimos, sin saber hablar japonés y con tan poco tiempo en el país dudamos que haya tenido tiempo de establecer cualquier tipo de relación personal.

 

   No sabemos si tiene familia en este momento en Japón, ni tampoco si cuenta con un historial de violencia doméstica o algo por el estilo, pero dudamos que algo así haya ocurrido. Además, dependiendo de la falta, lo más probable es que el club hubiese trabajado con él para solucionar el problema antes de decidirese a anular su contrato.

 

   Independientemente de lo que haya ocurrido, el hecho es que Orix está determinado a terminar su relación con él y eso sí lo pudimos comprobar con el Departamento de Relaciones Públicas del conjunto.

 

   Ellos estaban planeando organizar un Día Mexicano el 15 de julio para honrar al jugador y entretener a los fanáticos que asistieran al estadio ese día, pero el evento fue abruptamente cancelado el 31 de mayo sin ningún tipo de explicación.

 

   Además, cuando les preguntamos directamente por la situación de Meneses, nos dijeron que no podían ofrecernos detalles, pero sí confirmaron que van a hacer un anuncio esta semana a través de la página de Internet del equipo.

 

Villanueva tampoco ha podido cumplir con las expectativas que se tenían de él

 

   Se trata de un duro golpe para la presencia mexicana en la NPB, que este año prometía tantas cosas buenas. Meneses y Christian Villanueva, dos peloteros que están en el mejor momento de sus carreras, llegaron a la liga con la posibilidad de convertirse en protagonistas y ninguno de los dos ha podido aprovecharla.

 

   Meneses ya va de salida, mientras que Villanueva, a pesar de sus 7 jonrones está bateando para .226 y todavía no ha podido ganarse la titularidad con su equipo.

 

   Para colmo, Efrén Navarro, ha sido bajado a la liga menor por falta de cupos para extranjeros en su club y esa situación no parece que vaya a cambiar en un futuro cercano. Una pena absoluta todo lo que está ocurriendo con los jugadores mexicanos en Japón.