Sáb, 20 Jul 2024 06:39 AM

La emocionante primera jornada de la temporada 2019

 

El cubano Alfredo Despaigne fue el héroe del SoftBank el día inaugural

 

   A pesar de no contar con jonrones latinos, la jornada inaugural de la temporada 2019 de la NPB, que tuvo lugar este viernes 29 de marzo, estuvo tan emocionante que no queremos dejar pasar la oportunidad de comentarla en detalle.

 

   No sólo 3 de los 6 partidos que se disputaron ese día se fueron a extra innings, sino que además en todos ellos el conjunto local terminó dejando sobre el terreno al visitante de una manera dramática.

 

   Los 6 estadios sedes de los encuentros se llenaron, con algunos de ellos estableciendo nuevos récords de asistencia, y además ofrecieron unas extraordinarias ceremonias de inauguración que dejaron con la boca abierta a todos los asistentes.

 

   Por si eso fuera poco, un total de 13 latinos vieron acción ese día, incluyendo a 2 debutantes; se registraron 2 jonrones con las bases llenas y uno de los veteranos más respetados de la liga alcanzó una marca envidiable para su carrera.

 

   Recordemos primero lo que ocurrió en los 3 partidos que requirieron de entradas adicionales para determinar al ganador.

 

Nakata dejó en el terreno a Orix con un jonrón con las bases llenas

 

   En el Sapporo Dome, el juego entre los Búfalos de Orix y los Luchadores de Nippon Ham llegó al cierre de la décima entrada empatado a 3 carreras, luego de que Nippon Ham igualara la pizarra en el cierre del octavo episodio para forzar los extra innings.

 

   Takuya Nakashima abrió el cierre del décimo con un doble. Un toque de sacrificio lo avanzó a tercera y 2 boletos intencionales llenaron las bases para Sho Nakata, miembro de la selección nacional japonesa y uno de los mejores bateadores de poder del país.

 

   Nakata, en cuenta de 2-2, castigó una recta que le llegó por todo el medio del plato y la envió al hueco que está entre las gradas del jardín izquierdo y el jardín central del estadio, haciendo estallar de emoción a los más de 41 mil espectadores presentes.

 

Despaigne dejó en el terreno a Seibu con un sencillo que pegó de la pared

 

   En el Yafuoku Dome de Fukuoka, el cubano Alfredo Despaigne dio el batazo decisivo en el cierre del undécimo capítulo para darle un triunfo de 5-4 a los Halcones de SoftBank sobre los Leones de Seibu, actuales campeones de la Liga del Pacífico.

 

   SoftBank llegó a la apertura del octavo con una ventaja de 4-0 en el marcador, pero un jonrón con las bases llenas de Hotaka Yamakawa, quien lideró la NPB en vuelacercas el año pasado, empató la pizarra y forzó las entradas adicionales.

 

   En el cierre de la undécimo episodio, Kenta Imamiya recibió un boleto y Yuki Yanagita ligó un sencillo para colocar corredores en primera y segunda sin outs. Despaigne conectó entonces una sólida línea que pegó de la pared entre el jardín izquierdo y el jardín central para remolcar la carrera del triunfo y desatar la locura entre los fanáticos locales.

 

Hanshin dejó en el terreno a Yakult con un wild pitch

 

   Finalmente, en el Kyocera Dome de Osaka, las Golondrinas de Yakult y los Tigres de Hanshin llegaron al cierre del undécimo episodio empatados a una carrera en un encuentro que estuvo dominado por los lanzadores.

 

   El veterano Takashi Toritani conectó un triple como bateador emergente para colocar la carrera de la victoria en tercera sin outs. El lanzador de Yakult, Taichi Ishiyama, ponchó al siguiente bateador, pero su primer lanzamiento después de eso rebotó al frente de los pies del toletero de turno y se le escapó al receptor, lo que permitió a Toritani cruzar fácilmente el plato.

 

   Los fanáticos de Hanshin, que en 2018 vieron a su equipo caer al foso de la clasificación de la Liga Central por primera vez en 17 años, no puedieron sino celebrar el triunfo por todo lo alto.

 

Lotte colocó lanzallamas sobre el terreno

 

   En lo que se refiere a las ceremonias de inauguración, los Marinos de Lotte fueron unos de los más destacados al colocar varios lanzallamas sobre el terreno del Estadio ZOZO Marine de Chiba para marcar la entrada de su manager, el ex grandeliga Tadahito Iguchi, al mismo.

 

   Los Halcones de SoftBank colocaron una tarima en el medio del cuadro del Yafuoku Dome de Fukuoka para permitir al popular dúo Yuzu cantar una canción en medio de un festival de luces digno de un concierto de música profesional.

 

Un hombre voló en el Estadio de Yokohama

 

   En el Estadio de Yokohama, las Estrellas de DeNA no sólo apelaron a un impresionante despliegue de fuegos artificiales sino que además dejaron a todos los asistentes con la boca abierta al mostrar a un hombre volando sobre el terreno como si fuese un dron humano.

 

   Un dato importante a destacar en estos 3 casos es que todos esos parques fueron remodelados durante el invierno para aumentar sus respectivas capacidades para este año y la diferencia se hizo notar desde el primer día.

 

   La asistencia al Estadio de Yokohama en el día inaugural de la campaña 2018, por ejemplo, fue de 28.933 espectadores. Este año, luego de la remodelación, aumentó a 31.838. Es decir, una diferencia de 2.905 fanáticos, que proyectada a una temporada completa se transforma en 209.160 asistentes adicionales.

 

   En el caso del Yafuoku Dome de Fukuoka, la entrada del día inaugural del año pasado fue de 38.530 espectadores. En esta ocasión, esa cifra ascendió a 40.178, lo que representa un incremento de 118.656 fanáticos en una temporada completa.

 

   El aumento de la asistencia al Estadio ZOZO Marine de Chiba fue mínimo, pero no por eso despreciable. En 2018, fue de 30.051 espectadores; este año, fue de 30.308, lo que significa un aumento de 18.504 fanáticos en un año completo.

 

   Tomando en cuenta que la NPB estableció un nuevo récord de asistencia en 2018 y hasta se dio el lujo de superar a las Grandes Ligas en asistencia promedio por partido, estas nuevas cifras no hacen sino confirmar que la presencia de fanáticos en los estadios japoneses seguirá aumentando este año.

 

   Para hacer la jornada inaugural más interesante aún, un total de 13 latinos vieron acción en los 6 encuentros disputados.

 

   El enfrentamiento entre los Dragones de Chunichi y las Estrellas de DeNA en el Estadio de Yokohama incluyó a 4 de ellos: el cubano Dayán Viciedo y el dominicano Zoilo Almonte por Chunichi y el puertorriqueño Neftalí Soto y el venezolano José Celestino López por DeNA.

 

Tres cubanos fueron protagonistas en el Yafuoku Dome de Fukuoka

 

   En el Yafuoku Dome de Fukuoka, los cubanos Alfredo Despaigne, Yurisbel Gracial y Liván Moinelo fueron claves en el triunfo de los Halcones de SoftBank sobre los Leones de Seibu, mientras que el mexicano Efren Navarro y el dominicano Rafael Dolis contribuyeron a la victoria de los Tigres de Hanshin sobre las Golondrinas de Yakult en el Kyocera Dome de Osaka.

 

   En el Estadio Mazda de Hiroshima, el cubano Alex Guerrero y el dominicano Xavier Batista recibieron ambos un boleto como emergentes por los Gigantes de Yomiuri y los Carpas de Hiroshima, respectivamente.

 

   Los dos debutantes fueron el mexicano Joey Meneses, quien vio acción con los Búfalos de Orix en el Sapporo Dome, y el puertorriqueño Kennys Vargas, quien fue titular con los Marinos de Lotte en el Estadio ZOZO Marine de Chiba.

 

   Como lo mencionamos anteriormente, también se registraron 2 jonrones con las bases llenas en esa jornada inaugural. Sho Nakata lo hizo por los Luchadores de Nippon Ham para dejar en el terreno a los Búfalos de Orix en extra innings y Hotaka Yamakawa lo hizo para igualar la pizarra entre los Leones de Seibu y los Halcones de SoftBank.

 

El veterano Nobuhiro Matsuda llegó a los 1.500 hits con un jonrón

 

   Así mismo, debemos destacar la hazaña del veterano antesalista de SoftBank y miembro de la selección nacional japonesa Nobuhiro Matsuda, quien llegó a los 1.500 hits en su carrera en la NPB con un jonrón solitario en su primer turno al bate de la temporada.

 

   Las jornadas del sábado y el domingo también nos brindaron bastantes emociones, pero nada comparado con lo vivido el viernes, que fue sin duda un día inolvidable en la NPB.