Dom, 27 Nov 2022 23:03 PM

Debutantes latinos con mejores posibilidades de éxito

 

Marté es el latino debutante con mejores posibilidades de éxito esta temporada

 

   Un total de 6 jugadores latinos debutarán esta temporada en la NPB y 5 de ellos ya cuentan con muy buenas probabilidades de triunfar en la liga, no sólo por el talento que poseen sino sobre todo por las oportunidades que recibirán para demostrarlo.

 

   Nos referimos a los mexicanos Christian Villanueva y Joey Meneses, los dominicanos Jefry Marté y Enny Romero y el puertorriqueño Kennys Vargas, cuyos casos individuales analizamos con detalle a continuación.

 

   Marté es probablemente el que cuenta con mejores posibilidades de triunfo, debido a que está llegando a un club, Tigres de Hanshin, que está urgentemente necesitado de la ayuda de un bateador importado de poder.

 

   Hanshin es el segundo equipo más popular de Japón y en 2018 terminó en el foso de la clasificación de la Liga Central por primera vez en 17 años, razón por la cual el manager Tomoaki Kanemoto se vio obligado a renunciar a su cargo a finales de campaña.

 

   El conjunto ya estaba en descenso la temporoda pasada, por lo que firmó al también dominicano Wilin Rosario con la esperanza de resolver ese problema, pero lamentablemente éste no estuvo a la altura de la ocasión.

 

   La presión de los fanáticos y los medios para que el club mejore este año son tan grandes que el nuevo manager Akihiro Yano ya declaró que planea utilizar a Marté como su primera base y cuarto bate titular, a pesar de que en ese momento todavía no lo había conocido en persona.

 

   Es por eso que afirmamos que el ex grandeliga tiene la mesa servida para triunfar en Japón. Su conjunto ya está comprometido a darle la titularidad desde el principio, por lo que éste sólo debe responder al llamado y desmotrar el talento que lo llevó a jugar en las mayores.

 

   Por supuesto, eso es más fácil decirlo que hacerlo, pero si logra adaptarse rápido a los lanzadores japoneses y producir los números que él es capaz de producir, no cabe duda de que se convertirá pronto en una de las máximas estrellas del béisbol japonés.

 

Vargas está prometiendo batear 45 jonrones este año, 25 a la derecha y 20 a la zurda

 

   Algo similar podríamos decir de Vargas, quien también está llegando a un equipo, Marinos de Lotte, que está desesperadamente necesitado de un bateador de poder importado que lo ayude a resucitar su decaída ofensiva.

 

   La ventaja que éste tiene sobre el caso de Marté es que Lotte no es un equipo tan popular como Hanshin, por lo que la presión de los medios y los fanáticos no será tan grande y es probable que eso le facilite su adaptación a la liga.

 

   Vargas declaró poco después de comenzados los entrenamientos primaverales que desea batear 45 jonrones esta temporada, 25 a la derecha y 20 a la zurda, por lo que los reporteros que lo están cubriendo no dejan de seguirlo.

 

   Tal como como ocurre con Marté, el club le va a dar la oportunidad de ser titular desde el principio, por lo que ahora sólo necesita comenzar a disparar esos vuelacercas que prometió para convertirse en una celebridad en la liga.

 

Villanueva buscará convertirse en una estrella con Yomiuri

 

   El caso de Villanueva es parecido a los dos que acabamos de mencionar, pero cuenta con una diferencia importante: la famosa falta de paciencia del equipo para el que estará jugando, los todopoderosos Gigantes de Yomiuri.

 

   El laureado conjunto de Tokio es el más popular y admirado de Japón, por lo que cada uno de sus partidos, incluyendo los de pretemporada, se asemejan a una final en términos de ambiente, asistencia y cobertura mediática.

 

   Debido a eso, la presión bajo la cual trabajan sus dirigentes, managers y jugadores es enorme y esa es la razón por la cual la paciencia se pierde muy rápido cuando cualquiera de ellos deja de arrojar los resultados esperados.

 

   El cubano Alex Guerrero, por ejemplo, ganó el título de jonrones de la Liga Central en 2017 con los Dragones de Chunichi y firmó para jugar con Yomiuri el año pasado. Su campaña comenzó con muy bien pie luego de conectar 9 jonrones y remolcar 26 carreras en los dos primeros meses del año, pero tan pronto como su promedio cayó fue bajado al equipo menor, donde pasó casi todo el resto de la temporada.

 

   El club tiene ya 4 años sin ganar un título de liga y 5 sin clasificar a la Serie de Japón, por lo que está urgentemente necesitado de acabar con esas dos rachas este año y para ello cuenta con Villanueva, quien viene de conectar 20 jonrones con los Padres de San Diego en 2018.

 

   El azteca, por lo tanto, recibirá también la oportunidad de ser titular desde el principio, pero el gran riesgo que correrá es que si le llega a ir mal por un par de semanas, lo más probable es que lo bajen al conjunto filial, donde deberá esforzarse para recuperar su buen juego porque de lo contrario pasará el resto del año ahí.

 

   Ahora, si logra producir a un alto nivel durante toda la temporada, no cabe duda de que se convertirá en una súper estrella en la liga.

 

Romero será uno de los abridores de Chunichi este año

 

   Romero no tendrá que lidiar con la falta de paciencia de Yomiuri, pero sí con constantes comparaciones con el lanzador al que estará reemplazando, el cubano Onelki García, quien lideró a los Dragones de Chunichi en victorias y efectividad en 2018 y luego cambió de equipo luego de que fracasaran las negociaciones para su renovación.

 

   El zurdo dominicano ya está lanzando a 100 millas por hora en los entrenamientos primaverales del club de Nagoya, por lo que el deseo de verlo sobre la lomita durante la temporada regular está en ascenso.

 

   La intención explícita del conjunto a la hora de contratarlo fue incuirlo en su rotación de abridores, por lo que con casi toda seguridad lo veremos abriendo partidos una vez que comience la campaña regular.

 

   El único problema que podría enfrentar es que lo critiquen mucho si no logra emular los buenos números que registró García el año pasado, que fueron muy sobresalientes comparados con los que normalmente registran los lanzadores latinos que debutan en la NPB.

 

   Sin embargo, si logra adaptarse rápido al ritmo de trabajo de la liga y registrar buenos números, lo más probable es que el club comience a planificar pronto la extensión de su contrato para el futuro.

 

Meneses buscará demostrar todo su talento con los Búfalos de Orix

 

   Meneses cuenta también con buenas posibilidades de éxito, si bien sus probabilidades de ser titular desde el principio no son tan claras como las de los otros 4 candidatos que acabamos de mencionar.

 

   Su equipo, Búfalos de Orix, tiene años asentado en la mitad de la tabla. Por una parte, rara vez ha podido clasificar a la postemporada, mientras que por la otra, casi nunca ha terminado el año en el foso de la clasificación de su circuito.

 

   El club además, cuenta con otros dos buenos bateadores importados de poder, por lo que el bate del mexicano podría no tener cabida en el roster activo del mismo. No obstante, fue firmado por casi 900 mil dólares y con el agredado de ser una de las grandes promesas del béisbol mexicano, por lo que es muy probable que le den la titularidad desde el principio.

 

   A partir de ahí, todo quedará en sus manos. Si logra adaptarse rápido al estilo de los lanzadores japoneses y comienza a producir los números que es capaz de registrar, no cabe duda de que su paso por la liga se extenderá por uno o varios años más.

 

Compartir