Dom, 19 May 2024 21:56 PM

Toleteros latinos prometen seguir dominando la NPB

   A principios del año pasado advertimos en una de nuestras columnas que debido al alto número de toleteros latinos que habían asegurado contratos para jugar en la NPB en 2014 éstos prometían dominar la liga.

 

   Un total de 16 bateadores de la región firmaron contratos antes del inicio de la campaña y otros 5 más llegaron a sus equipos como refuerzos de emergencia luego de comenzada la misma, por lo que al final 21 de ellos vieron acción en el circuito en 2014.

 

   Por simple probabilidad estadística y también porque muchos de ellos estaban llamados a ocupar la parte fuerte de las alineaciones de sus respectivos equipos, resultaba muy sencillo pronosticar que éstos terminarían protagonizando la temporada y así fue.

 

   El venezolano Ernesto Mejía, a pesar de debutar el 15 de mayo, se alzó con el título de jonrones de la Liga del Pacífico al irse 34 veces para la calle y el dominicano Mauro Gómez lideró toda la NPB con 109 carreras empujadas. Adicionalmente, ambos fueron seleccionados al equipo ideal de sus respectivas ligas, junto al también dominicano Héctor Luna.

 

   De esos 21 toleteros hispanos que vieron acción a lo largo del año, nada menos que 11 actuaron en algún momento como cuartos bates de sus respectivos clubes. Esto quiere decir que de los 12 equipos que conforman la NPB, hasta 8 de ellos (el 75 por ciento) utilizaron al menos una vez a un cuarto bate latino en 2014.

 

   En comparación, en la campaña 2013 sólo 5 hispanos trabajaron como cuartos bates de sus respectivos conjuntos, lo que representa apenas el 42 por ciento de todos los clubes de la liga.

 

   Para la temporada 2015, que dará inicio el 27 de marzo, las cosas prometen ser muy similares a como fueron en 2014. Es por esto que nos atrevemos a pronosticar nuevamente que los toleteros latinos extenderán a esta temporada el dominio que comenzaron el año pasado.

 

   A la fecha de hoy, un total de 13 bateadores hispanos ya tienen contratos asegurados para jugar en la NPB, mientras que otros 5 tienen muchas posibilidades de alcanzar un acuerdo con alguno de los clubes de la liga antes del inicio de la campaña. Esto, sin contar con los que, con casi toda seguridad, llegarán a mediados de año como refuerzos de emergencia.

 

   Los 13 toleteros que ya tienen contratos asegurados para 2015 son los dominicanos Mauro Gómez, Tony Blanco, Héctor Luna, Rainel Rosario, Esteban Germán, Anderson Hernández y Ricardo Nanita; los venezolanos Ernesto Mejía, Aarom Baldiris, José Celestino López y Jesús Guzmán; el mexicano Luis Cruz y el cubano Alfredo Despaigne.

 

   Gómez, Blanco y Despaigne están llamados a ser los cuartos bates titulares de sus respectivos conjuntos, mientras que Luna y Mejía, que acostumbran a batear tercero y quinto, respectivamente, podrían unirse al grupo en algún momento de la campaña.

 

   Incluso López y Rosario, dependiendo de las situaciones de sus equipos, podrían asumir también el rol de cuartos bates, por lo que potencialmente 7 de esos 13 toleteros podrían comandar la ofensiva de sus clubes en 2015.

 

   Los 5 jugadores que tienen muchas posibilidades de firmar un contrato antes de que comience la temporada son los cubanos Leslie Anderson, Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda y Bárbaro Cañizares y el dominicano Wily Mo Peña.

 

   Anderson, Cepeda y Cañizares están en la lista de jugadores reservados de los equipos con los que jugaron en 2014, lo que quiere decir que éstos están interesados en renovar sus contratos. Las Estrellas de DeNA han estado negociando arduamente con Gourriel para traerlo de vuelta al club y Peña, a pesar de haber sido dejado en libertad por los Búfalos de Orix, representa una opción muy atractiva para el resto de los equipos debido a su probada experiencia en la liga.

 

   De concretarse estas 5 firmas, el número de toleteros latinos que verían acción en la NPB en 2015 ascendería a 18, apenas 3 menos de los que lo hicieron el año pasado y sin contar con los que podrían llegar como refuerzos durante la temporada regular.

 

   Mejía y Gómez, que fueron los bateadores caribeños más destacados de 2014, están llamados a ser protagonistas nuevamente este año debido a las muchas expectativas que sus clubes tienen sobre ellos. Ambos podrían competir otra vez por los títulos de jonrones y carreras empujadas de sus respectivas ligas.

 

   Lo mismo va para Despaigne, cuyo salario fue triplicado por los Marinos de Lotte tras jugar apenas 2 meses para ellos el año pasado, y Luna, quien a pesar de ser afectado por una lesión arrojó buenos números con los Dragones de Chunichi.

 

   Blanco, por su parte, buscará retomar el rol protagonista que ejerció en 2013, cuando ganó la doble corona ofensiva de la Liga Central, y que perdió el año pasado debido a constantes lesiones en su muslo, mientras que López intentará probar que todavía puede ser un jugador determinante en la liga, luego de ser relegado a la fuerza a un rol secundario por los Gigantes de Yomiuri en 2014. Su cambio a DeNA en 2015, en especial si el club no logra renovar a Gourriel, le dará las oportunidades que necesita para ser nuevamente protagonista.

 

   Rosario buscará ganarse la titularidad que no pudo obtener en 2014 con los Carpas de Hiroshima debido al exceso de extranjeros que tenía el club en su roster activo. No obstante, debido a su gran rendimiento el año pasado, que coronó con el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Central en septiembre, es probable que no tenga problemas en obtenerla.

 

   Baldiris y Germán, cuyas actuaciones no fueron las mejores el año pasado, tendrán la misión de recuperar sus viejas formas, si bien el segundo, que cumplirá 37 años este mes, lo tendrá más difícil debido a su avanzada edad. En el caso del primero, será crucial el apoyo que reciba de su manager, que lo estuvo cambiando de posición inclementemente durante todo el año y al final eso afectó mucho su rendimiento.

 

   Cruz y Hernández, que mostraron destellos de buen juego en 2014, deberán elevar sus niveles este año para poder asegurar su continuidad en la liga, mientras que los debutantes Guzmán y Nanita tendrán que ganarse un cupo en el roster activo de sus respectivos equipos antes de poder pensar en qué tipo de aportes podrán realizar sobre el terreno.

 

   Las posibilidades son muchas y siempre y cuando se mantengan sanos los toleteros latinos prometen volver a ser protagonistas en 2015.

 

   En 2013, Blanco lideró la Liga Central en remolques y promedio ofensivo, mientras que el cubano Michel Abreu capturó el título de jonrones de la Liga del Pacífico. En 2014, Mejía lideró la Liga del Pacífico con 34 estacazos y Gómez la NPB en empujadas con 109.

 

   ¿Qué ocurrirá en 2015? ¿Podrán Mejía y Gómez competir otra vez por los títulos de jonrones y empujadas de sus circuitos? ¿Podrá Blanco superar sus lesiones y volver a competir por esas mismas coronas? ¿Podría Despaigne darle la pelea a alguno de ellos ahora que podrá jugar una temporada completa en la NPB? ¿Podrá Luna ganar el título de bateo que se le ha escapado en las dos últimas campañas?

 

   Todo eso está por verse, pero lo que sí podemos pronosticar en este momento, tal como lo hicimos el año pasado, es que los bateadores latinos volverán a ser protagonistas en la NPB en la temporada 2015. ¡La mejor suerte para todos ellos y que continúen sus éxitos en el béisbol profesional japonés!