Jue, 20 Jun 2024 09:11 AM

Leones de Seibu

 

Nombre oficial: Saitama Seibu Lions
Nombres anteriores: Nishitetsu Clippers, Nishitetsu Lions, Taiheiyo Club Lions, Crown Lighter Lions, Seibu Lions
Fecha de fundación: 26 de noviembre de 1949
Títulos de liga: 23 (más reciente: 2019)
Títulos de la Serie de Japón: 13 (más reciente: 2008)
Ciudad sede: Tokorozawa
Estadio: Belluna Dome
Capacidad: 31.552 espectadores
Sitio en Internet: www.seibulions.jp

 

   Los Leones de Seibu constituyen el segundo equipo más exitoso en la historia del béisbol japonés detrás de los Gigantes de Yomiuri, si bien su popularidad no es tan grande como la de éstos. Bajo el nombre de Leones de Nishitetsu ganaron 4 títulos de liga consecutivos, incluyendo 3 Series de Japón en fila, en la década de los 50, en la que fueron grandes protagonistas. Su rendimiento bajó en las dos décadas siguientes, pero entre 1982 y 1994 vivieron una era dorada en la que ganaron 11 títulos de ligas y 8 Series de Japón y establecieron un férreo dominio en ambas ligas que les ganó el título de “invencibles”.

 

   Desde entonces los éxitos han perdido frecuencia, pero no vigencia. Otros 7 títulos de liga y 2 Series de Japón así lo confirman. El club debe su nombre al Grupo Seibu, un conglomerado comercial que incluye líneas de trenes de pasajeros y tiendas por departamentos.

 

   El conjunto fue fundado en 1949 como parte de los preparativos para la instauración del sistema de dos ligas que se utiliza actualmente y fue inscrito en la Liga del Pacífico. Administrado por la compañía de trenes Nishi-Nippon, con sede en Fukuoka, su nombre original fue Tijeras de Nishitetsu, pero en 1951 adoptó el nombre de Leones con el que se le conoce hoy día.

 

   Gracias a la experiencia del respetado manager Osamu Mihara, los Leones de Nishitetsu se convirtieron en protagonistas de su circuito en la década de los 50 al ganar 4 títulos de liga (1954, 1956-58) y 3 Series de Japón consecutivas (1956-58). La final de 1958 fue particularmente memorable debido a la extraordinaria actuación de lanzador Kazuhisa Inao, quien se ganó el apodo de “hombre de hierro” después de lanzar en 6 de los 7 juegos de la serie y alzarse con la victoria en los partidos 4, 5, 6 y 7 para darle el triunfo a su equipo.

 

   La franquicia atravesó diversos problemas, tanto financieros como deportivos, durante las décadas de los 60 y 70, por lo que en ese período fue vendida 3 veces. El grupo Seibu, comandado por quien entonces era el hombre más rico del mundo, Toshiaki Tsutsumi, lo adquirió en 1979 y lo mudó a su sede actual, el Seibu Dome, ubicado en Tokorozawa, al noroeste de Tokio.

 

   Tsutsumi había construido el súper moderno estadio un par de años antes con la esperanza de que se jugasen en él algunos partidos oficiales de la temporada de la NPB, pero en lo que se dio cuenta de que la liga no estaba muy dispuesta en colaborar con su plan decidió comprar su propio equipo, mudarlo a su propio estadio y convertirlo en una súper potencia, y en apenas 3 años su plan se convirtió en realidad.

 

   Entre 1982 y 1994, el club vivió su llamada “Era Dorada” en la que ganó 11 títulos de la Liga del Pacífico y 8 Series de Japón. Los managers Tatsuro Hirooka y Masaaki Mori comandaron a la franquicia a través de ese período y supervisaron el desarrollo de sus mejores estrellas, como los toleteros Koji Akiyama, Kazuhiro Kiyohara y el cubano Orestes Destrade (quien ganó 3 títulos de jonrones consecutivos entre 1990 y 1992) y los lanzadores Tsutsumo Ito, Hisanobu Watanabe, Kimiyasu Kudo y Osamu Higashio.

 

   Después del triunfo de 1992 el club redujo la frecuencia de sus éxitos, pero todavía se mantiene como una de las principales potencias de su circuito ya que desde entonces ha sumado 9 títulos de liga y 2 Series de Japón más a su extenso palmarés.

 

   Entre las estrellas más conocidas que ha producido la franquicia en su historia reciente están el lanzador Daisuke Matsuzaka, quien en 2006 fue vendido por la suma récord de 51 millones de dólares a los Medias Rojas de Boston en las Grandes Ligas, y el campo corto Kazuo Matsui, quien se convirtió en 2004 en el primer infielder japonés en jugar en las mayores y es ahora el actual manager de la divisa.