Mié, 21 Feb 2024 02:43 AM

Titulares

Resultados 29/03/2024

Visitante - LocalPizarraEstatus
Hanshin - Yomiuri 0-0
Chunichi - Yakult 0-0
Hiroshima - DeNA 0-0

Más resultados

Visitante - LocalPizarraEstatus
Seibu - Rakuten 0-0
Nippon Ham - Lotte 0-0
SoftBank - Orix 0-0

Más resultados

Podcast: La Hora del Béisbol Japonés

Posiciones 29/03/2024

EquipoGPE%DIF
Hanshin 0 0 0 .000 -
Hiroshima 0 0 0 .000 -
DeNA 0 0 0 .000 -
Yomiuri 0 0 0 .000 -
Yakult 0 0 0 .000 -
Chunichi 0 0 0 .000 -

Más información

EquipoGPE%DIF
Orix 0 0 0 .000 -
Lotte 0 0 0 .000 -
SoftBank 0 0 0 .000 -
Rakuten 0 0 0 .000 -
Seibu 0 0 0 .000 -
Nippon Ham 0 0 0 .000 -

Más información

El Latino del Día

Líderes de Bateo 29/03/2024

JugadorEquipoJ
     
     
     

Más estadísticas

JugadorEquipoE
     
     
     

Más estadísticas

JugadorEquipoPMD
     
     
     

Más estadísticas

Líderes de Pitcheo 29/03/2024

JugadorEquipoG
     
     
     

Más estadísticas

JugadorEquipoEFE
     
     
     

Más estadísticas

JugadorEquipoS
     
     
     

Más estadísticas

La Encuesta

¿Cómo cree que le irá al venezolano Rougned Odor con los Gigantes de Yomiuri?

Galería de Fotos

¿Podrá Iwakuma triunfar en las Grandes Ligas?

   Una de las noticias más destacadas de la recta final de la presente campaña de la NPB es la decisión del lanzador estrella de las Águilas de Rakuten, Hisashi Iwakuma, de ofrecer sus servicios a los clubes de las Grandes Ligas con la esperanza de firmar un contrato que le permita jugar allá la temporada que viene.
 
   Esto no es ninguna novedad, por supuesto, ya que tantos otros jugadores japoneses, especialmente lanzadores, han hecho lo mismo en años recientes y han dado con éxito el salto a las Grandes Ligas. La verdadera interrogante aquí es, ¿podrá Iwakuma triunfar allá?  
 
   El talento y la determinación no le faltan, pero eso no es lo único que hace falta para poder triunfar al otro lado del Pacífico. Lo más importante, en realidad, es el saber adaptarse tanto a la vida en los Estados Unidos como a la manera en la que se practica el béisbol en ese país. Para los latinos, aprender inglés y adaptarse a la vida en Norteamérica y a la manera en la que se practica el béisbol allá es algo común, pero para los japoneses éstas son experiencias totalmente nuevas que no son tan fáciles de asimilar.
 
   Si nos ponemos a sacar cuentas, sólo tres japoneses que han emigrado a las Grandes Ligas han podido desarrollar carreras verdaderamente exitosas allí: Hideo Nomo, Ichiro Suzuki y Hideki Matsui. El resto ha demostrado su valía y ha disputado algunas campañas de cierto éxito, pero no ha pasado de ahí. De hecho, ha habido algunos casos en el que el fracaso ha sido estrepitoso.
 
   Por lo general, la mayoría de los japoneses que dan el salto a las ligas mayores lo hacen tratando de probarse a sí mismos, de demostrar que tienen el talento suficiente para jugar allá. Su idea es simplemente disputar algunas temporadas, demostrar su punto y regresarse a Japón.
 
   Tomemos como ejemplos los casos de Tadahito Iguchi y Kenji Jojima. El primero ganó la Serie Mundial con los Medias Blancas de Chicago en su primer año en las mayores, pero después de 4 campañas en las que su rendimiento sólo pudo disminuir decidió regresar a Japón para continuar la exitosa carrera que abandonó cuando partió rumbo a los Estados Unidos. El segundo gozó de un poco más de éxito al establecerse como el principal receptor de los Marineros de Seattle, pero cuando una lesión limitó su presencia en el campo decidió regresar a su país para continuar su carrera allá aún cuando los Marineros le ofrecieron extenderle su contrato.
 
   ¿Qué ocurrirá con Iwakuma? ¿Lanzará varias temporadas y se regresará luego de quedar satisfecho consigo mismo? ¿Triunfará como Ichiro Suzuki y se retirará allá? ¿O fracasará como Kei Igawa y pasará la mayor parte de su tiempo en las menores?
 
   Hisashi Iwakuma, de 29 años, es uno de los mejores lanzadores japoneses del momento. Abridor de la final del Clásico Mundial de Béisbol 2009 ante Corea del Sur, ganó el Premio Sawamura (el equivalente al Cy Young en Japón) y el galardón al Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico en 2008 luego de terminar la campaña con récord de 21-4 y 1.87 de efectividad.
 
   Su éxito en el Clásico Mundial (1-1, 1.35 de efectividad en 3 aperturas) demostró que tiene el talento suficiente para dominar a bateadores de todas partes del planeta, pero su personalidad tranquila y reservada, típicamente japonesa, puede que juegue en su contra a la hora de tratar de adaptarse a la vida en las Grandes Ligas.
 
   Un clásico ejemplo de un lanzador de talento que no ha podido triunfar en las Grandes Ligas de la manera que se esperaba es el de Daisuke Matsuzaka de los Medias Rojas de Boston. Leyenda del béisbol juvenil en su país y as de los Leones de Seibu, además de ser medallista de bronce en las Olimpiadas de Atenas en 2004 y dos veces campeón y Jugador Más Valioso del Clásico Mundial de Béisbol, Matsuzaka fue traspasado a Boston en la temporada 2007 en una transacción de más de 100 millones de dólares que, obviamente, trajo muchas expectativas y también colocó mucha presión sobre sus hombros.
 
   Tras 4 años de experiencia en las mayores, su carrera no puede tildarse de fracaso, pero tampoco ha sido realmente exitosa. Su primera campaña la terminó con un respetable récord de 15-12, con 4.40 de efectividad y un anillo de campeón de la Serie Mundial. Su segundo año ha sido el mejor hasta el momento: 18-3, con 2.90 de efectividad, pero a partir de entonces una lesión y una falta de control que parece haberle afectado desde que llegó a Estados Unidos lo han mantenido apartado del camino del éxito.
 
   Habrá que ver qué decide hacer en el futuro, pero de continuar como va es probable que decida regresarse a Japón en el futuro, como le ocurrió a Kazuhisa Ishii, otro gran lanzador que dio el salto a las Grandes Ligas sólo para darse cuenta de que estaba mejor en su país, al que finalmente regresó después de cuatro años de éxito moderado.
 
   Por su personalidad, su edad y sus características como lanzador, Iwakuma parece ir encaminado a un destino similar. Es probable que despierte un gran interés por parte de los clubes de las Grandes Ligas y que logre firmar un buen contrato con alguno de ellos, pero habrá que ver qué ocurre con su rendimiento y la longitud de su carrera allá.
 
   Desde esta columna le deseamos el mejor de los éxitos, porque tiene talento de sobra para convertirse en un lanzador destacado en las mayores, pero también le recomendamos cautela y sobriedad a la hora de irse y, sobre todo, que tenga la madurez necesaria para reconocer el momento en que le toque regresarse.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Columna: El Bate del Samurai

Siga a...

El Dato

El mexicano Narciso Elvira es el único latinoamericano que ha lanzado hasta ahora un juego sin hits ni carreras en el béisbol profesional japonés. El zurdo azteca logró la hazaña el 20 de junio de 2000 mientras defendía los colores de los Búfalos de Kintetsu (hoy Búfalos de Orix). Ese día concedió apenas 3 boletos y abanicó a 9 bateadores de los Leones de Seibu para anotarse una victoria de 4-0.

Conozca a...