Paredes: “En esta liga uno aprende mucho”

Category: Entrevistas Published: 04 August 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 239
 

   Chiba, Japón. Especial - Hace poco tuvimos la fortuna de conversar en el Estadio ZOZO Marine de Chiba con el toletero dominicano de los Marinos de Lotte Jimmy Paredes, quien nos contó la experiencia que ha vivido hasta ahora jugando en la NPB.

 

   Su paso por el béisbol japonés ha sido una experiencia completamente nueva para él y además muy bonita, tanto en lo profesional como en lo personal.

 

   Si bien reconoce que todavía no ha podido demostrar su verdadero nivel como jugador, también admite que ha aprendido mucho en la liga y eso es algo que seguramente lo ayudará en el futuro.

 

   Califica el nivel de juego de la NPB como muy bueno, destaca la mecánica de los lanzadores nipones que hace que sus rectas luzcan más rápidas y se pone como meta terminar el año fuerte para poder ganarse la oportunidad de regresar al equipo.

 

   Admira la seguridad, la paz y la tranquilidad de Japón y afirma que, de no quedar tan lejos de su tierra, le gustaría vivir en el país.

 

¿Qué tal ha sido hasta ahora la experiencia de jugar en Japón?

   Bueno, ha sido una experiencia completamente nueva para mí, tanto en lo profesional como en lo personal. Por ahí dicen que el béisbol es igual que en todas partes del planeta, pero aquí uno ve muchas cosas nuevas. Esta es una gran prueba para mí, he tenido que hacer varios ajustes para poder adaptarme, pero también es algo nuevo que puedo poner en el historial de mi carrera.

 

¿Qué es lo más extraño o diferente que has visto por aquí?

   La forma en la que ellos trabajan, que es a todo vapor desde el principio, incluso desde los entrenamientos primaverales. Trabajar así requiere de muy buena resistencia y si uno está preparado para hacerlo, entonces uno se va a convertir en un súper atleta. Otra cosa importante es la forma en que lanzan los pitchers por aquí. Su velocidad no es muy alta, apenas tiran a 90 o 92 millas, pero esas rectas parecen que fueran de 95 o 96 millas por la forma en que las lanzan. Lo que se ve en Japón es muy diferente a las rectas y los pitcheos que se ven en los Estados Unidos. Allá tiran a 98 y 99 millas, pero uno puede ver bien la pelota por el ángulo en que te llega y luego hacer los ajustes necesarios.

 

¿Qué tal te han recibido tus compañeros y los fanáticos del equipo hasta ahora?

   Bueno, eso es algo muy lindo que he vivido aquí. Este es un buen equipo y tengo muy buenos compañeros. Me las llevo bien con todos, no he tenido ningún problema hasta ahora, gracias a Dios. Me han recibido y tratado muy bien hasta ahora y eso es algo que yo aprecio mucho, como pelotero y como persona.

 

Después de lo que has visto hasta ahora, ¿adónde colocarías el nivel de juego de la NPB en comparación a los Estados Unidos y la República Dominicana?

   Yo creo que esta liga tiene un muy buen nivel, porque aquí juegan muchos peloteros que vieron acción en las mayores y a la vez se forman otros que después se van a jugar allá y se convierten en estrellas. No está al mismo nivel de las Grandes Ligas porque allá es donde queremos jugar todos, pero sin duda es una liga muy buena donde uno aprende mucho. Con las cosas que uno aprende aquí, uno puede regresar a los Estados Unidos y hacer un buen trabajo allá.

 

En lo que se refiere a tu rendimiento personal, has conectado algunos jonrones y empujado algunas carreras, pero quizás no tantos como te gustaría. ¿Qué evaluación te das a tí mismo hasta ahora?

   Bueno, en este momento no estoy jugando al nivel que yo sé que puedo jugar, pero bueno, todavía estoy aprendiendo y lo que me toca ahora es seguir trabajando duro y hacer los ajustes necesarios para poder mejorar. Todo es cuestión de seguir trabajando y seguir intentándolo, porque si uno lo hace tarde o temprano va a salir del slump en el que esté.

 

¿Hay alguna cosa en particular que sientes que hayas aprendido aquí en Japón que no habías aprendido antes jugando en los Estados Unidos y la República Dominicana?

   Bueno, que aquí uno tiene que tener su rutina de trabajo. Aquí en las prácticas de bateo te lanzan tal cual como si estuvieses en el juego y uno tiene que tomárselas en serio y batear como si uno estuviese en el juego. Cuando estaba allá [en los Estados Unidos], en la práctica de bateo te lanzaban flojo, sin ningún tipo de mecánica y todos los lanzamientos llegaban uno tras otro, por lo que a uno no le daba tiempo de ver dónde caía la pelota. Aquí hago muchas cosas que yo no hacía por allá y quizás en el futuro esta experiencia me va a ayudar mucho. Voy a estar mejor preparado físicamente y a tener un mejor rendimiento sobre el terreno, ya que ahora sí sé la forma en la que hay que trabajar.

 

¿Tienes una meta en particular que quisieras cumplir para final de año?

   Sí, quisiera terminar fuerte. Quiero dar lo mejor de mi en la segunda mitad y terminar con buenos números para ver si me dan la oportunidad de volver el año que viene y demostrar el talento que tengo como jugador. Me gustaría demostrarles que los modestos resultados que he tenido hasta ahora son una experiencia que he ganado y que si me dan la oportunidad de regresar el año que viene, entonces ya sabré qué es lo que tengo que hacer para que me vaya mejor y para triunfar en esta liga. Esa es mi meta, terminar el año lo más fuerte que pueda, con más jonrones, más empujadas y un mejor promedio, para ver si me dan la oportunidad de volver y demostrar quién es el verdadero Jimmy Paredes.

 

Para finalizar, ¿qué te parece Japón como país, su comida, su cultura, su gente?

   Este es tremendo país. Lo único malo es que queda muy lejos de donde nosotros estamos, pero si estuviera más cerca, yo creo que yo estuviera por aquí y viviera por aquí. Me gusta mucho el trato que me dan y también la seguridad, la tranquilidad y la paz que se ven por aquí. El respeto que tiene la gente aquí es increíble.

 

Escriba un comentario


Security code
Refresh