Resumen del rendimiento latino en la NPB en 2017

Category: El Bate del Samurai Published: 25 December 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 153
 

Video de los primeros 8 jonrones de José Celestino López de 2017

 

   Como ya es costumbre en este espacio, hemos reservado nuestra última columna del año para presentarles un resumen de la actuación de todos y cada uno de los latinos que vieron acción en la NPB en la temporada 2017.

 

   Un total de 32 peloteros hispanos y un manager disputaron al menos una entrada de un partido en la máxima categoría del circuito nipón este año e hicieron historia al completar la campaña más exitosa para el béisbol latino de la que se tiene registro hasta ahora.

 

   A continuación les presentamos un resumen de lo que hicieron todos y cada uno de esos caribeños, comenzando por los que nos parecieron los más sobresalientes y terminando con los menos destacados.

 

   Cada uno de ellos está evaluado en base a sus números ofensivos y defensivos o sus logros desde el banquillo, sus títulos individuales o de equipo y el impacto que su actuación tuvo en su conjunto o la liga.

 

   Adicionalmente, mencionamos la situación contractual de cada uno y las posibilidades que posee de regresar o no a la liga en el futuro.

 

   1. José Celestino López. El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA lidera nuestra lista por tercer año consecutivo luego de completar la que ha sido hasta ahora su mejor campaña como profesional, incluyendo sus años en las Grandes Ligas. Lideró toda la NPB en carreras empujadas con 105 y la Liga Central en hits con 171. Además, conectó 30 jonrones y 42 dobles y bateó para .301, además de ganar su tercer Guante de Oro y ser electo al Equipo Ideal de la temporada en la Liga del Pacífico en su posición. Por si eso fuera poco, fue nombrado Jugador Más Valioso de la postemporada y clasificó a la Serie de Japón con el club, si bien no pudo titularse campeón. Sus números fueron sin duda los mejores de cualquier toletero del circuito este año, pero no recibió el premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular debido a que su equipo no se tituló campeón de liga. En 2018, completará el segundo de un contrato de 2 años con el equipo.

 

   2. Alfredo Despaigne. El toletero cubano de los Halcones de SoftBank registró su mejor campaña desde que llegó a la NPB en 2014. Si bien su promedio ofensivo no fue el mejor (.262), lideró la Liga del Pacífico en jonrones (35) y empujadas (103) y fue electo al Equipo Ideal del circuito como bateador designado, además de ganar el título de liga y el de la Serie de Japón con su equipo. Así mismo, fue electo para participar en la Serie de las Estrellas por primera vez. En 2018, completará el segundo de un contrato de 3 años con el club.

 

   3. Alex Guerrero. El toletero cubano de los Dragones de Chunichi se convirtió en apenas el tercer latino en ganar el título de jonrones de la Liga Central en su primer año en la NPB, luego de enviar 35 pelotas a las gradas. Adicionalmente, impuso un nuevo récord para su equipo al conectar cuadrangulares en 6 encuentros consecutivos (nuevo récord para un jugador latino) y fue electo para participar en la Serie de las Estrellas. Su promedio final de .279 y sus 86 remolques lo convirtieron en uno de los mejores toleteros de poder del circuito en 2017. Chunichi trató de renovarlo, pero al final no pudo y éste terminó firmando con los Gigantes de Yomiuri para regresar a la NPB en 2018.

 

   4. Rafael Dolis. El lanzador dominicano de los Tigres de Hanshin se convirtió este año en el primer latino en ganar un título de salvados en la NPB tras liderar la Liga Central con 37 rescates. Su efectividad de 2.71 y sus 85 ponches en 63 entradas lanzadas lo convirtieron en uno de los mejores relevistas de su circuito esta temporada. El equipo ya le extendió su contrato por un año más, razón por la cual lo veremos de vuelta en Japón en 2018.

 

   5. Marcos Mateo. El lanzador dominicano de los Tigres de Hanshin ganó el premio al mejor relevista intermedio del año luego de liderar la Liga Central en Hold Points con 43. Adicionalmente, registró una efectividad de 2.75 y 62 ponches en 59 episodios completos, por lo que fue uno de los mejores relevistas del conjunto por segundo año consecutivo. El club ya extendió su contrato, por lo que regresará a jugar en la NPB en 2018.

 

   6. Alex Ramírez. El manager venezolano de las Estrellas de DeNA completó otra campaña para el recuerdo al clasificar al club por segundo año consecutivo a la postemporada y además clasificarlo a la Serie de Japón por primera vez en 19 años. Un mal comienzo del mes de septiembre amenazó con dejarlo fuera de la postemporada, pero el equipo se recuperó a tiempo no sólo para avanzar a esa instancia sino también para ganarla y clasificar a la final. El club quedó tan satisfecho con su actuación que lo renovó apenas terminada la temporada regular, por lo que volverá a sentarse en el banquillo en 2018.

 

   7. Carlos Peguero. El jardinero dominicano de las Águilas de Rakuten tuvo un inicio de temporada explosivo y conectó algunos de los jonrones más largos que se vieron en la NPB este año. Si bien su rendimiento decayó después, sus números finales fueron sólidos: 26 cuadrangulares, 75 empujadas y un promedio de .281. Por esa razón, el club ya lo renovó para que regrese a sus filas en 2018.

 

   8. Arquímedes Caminero. El lanzador dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue contratado con el objetivo de convertirse en el cerrador titular del equipo y eso fue exactamente lo que logró. Sus 29 rescates lo dejaron en el tercer lugar de la categoría en la Liga Central y su efectividad de 2.42 y sus 65 ponches en 63 episodios y un tercio de labor lo convirtieron en uno de los mejores relevistas del circuito este año. Por esa razón, el equipo lo renovó por una temporada más, por lo que regresará a Japón en 2018.

 

   9. Japhet Amador. El toletero mexicano de las Águilas de Rakuten pasó trabajo en la primera mitad de la temporada, pero mejoró bastante en la segunda y terminó imponiendo un nuevo récord de jonrones para jugadores aztecas en la NPB con 23. Su promedio de .237 no fue el mejor, pero sus 65 remolques y su buen rendimiento en la recta final del año convencieron al club de retenerlo, por lo que lo veremos de nuevo defendiendo sus colores en 2018.

 

   10. Raúl Valdés. El lanzador cubano de los Dragones de Chunichi tuvo un rendimiento de ensueño en la primera mitad de la campaña, al punto de que llegó a asumir momentáneamente el liderato de efectividad de la Liga Central a finales de junio y fue invitado a participar en la Serie de las Estrellas. No obstante, su forma decayó en julio y agosto y una lesión le impidió terminar la temporada. A pesar de todo, su efectividad de 3.76 fue la décima mejor de la Liga Central este año. Luego de ser uno de los mejores abridores del equipo durante las últimas 3 campañas, el club decidió dejarlo en libertad a principios de mes debido a que ya cumplió los 40 años. Su buena forma física lo convierte en una interesante opción en el mercado invernal de la NPB, pero lo más probable es que su carrera en Japón ya haya llegado a su fin.

 

   11. Liván Moinelo. El lanzador cubano de los Halcones de SoftBank tuvo un debut sensacional en la NPB este año. Luego de ser contratado como un jugador en desarrollo, fue promovido al primer equipo a finales de junio y desde entonces se convirtió en uno de los mejores relevistas intermedios del club. Su efectividad de 2.52 y sus 15 partidos aguantados en 34 salidas desde el bullpen fueron claves para la conquista del título de la Liga del Pacífico y de la Serie de Japón por parte de su conjunto. El club posee una opción para retenerlo por un año más, pero también se dice que podrían renovarlo directamente por 2 o 3 años más. De cualquier forma, es un hecho que jugará de nuevo con el equipo en 2018.

 

   12. Jordan Norberto. El lanzador dominicano de los Dragones de Chunichi fue el mejor abridor latino del año en la NPB, luego de registrar una marca de 6-4 y una efectividad de 2.30 en 18 juegos, 10 de los cuales fueron aperturas. Una lesión lo obligó a perderse la segunda mitad de la temporada, pero sus buenos números sumados a sus 2 años de experiencia en la liga lo convirtieron en una de las mejores opciones del mercado invernal de la NPB. Chunichi decidió dejarlo en libertad, pero las Golondrinas de Yakult aprovecharon la oportunidad para firmarlo y añadirlo a su rotación de abridores para 2018.

 

   13. Edwin Escobar. El lanzador venezolano de las Estrellas de DeNA debutó este año en la NPB con los Luchadores de Nippon Ham, donde lamentablemente no le fue muy bien debido a la falta de oportunidades para lanzar. Sin embargo, un canje a principios de julio le permitió mudarse a DeNA, donde se ganó un puesto fijo en el bullpen del equipo y tuvo la oportunidad de brillar desde el montículo. Su efectividad de 3.44 en 27 apariciones, sumada al aporte en la postemporada y la Serie de Japón convencieron a la gerencia del club de renovar su contrato para 2018.

 

   14. Ernesto Mejía. El toletero venezolano de los Leones de Seibu completó su temporada más floja desde que llegó a Japón en 2014, especialmente después de perder la titularidad a principios de agosto. Su promedio de .241 no ha sido el peor de su carrera, pero sus 19 cuadrangulares y 53 empujadas sí han sido los totales más bajos que ha registrado desde que juega en la NPB. En 2018, disputará el segundo de un contrato de 3 años con el equipo.

 

   15. González Germen. El lanzador dominicano de los Búfalos de Orix debutó este año en la NPB con muy buen pie al convertirse en uno de los mejores relevistas intermedios de la Liga del Pacífico. Su efectividad de 2.68 y sus 51 ponches en 47 entradas completas de labor lo colocaron no sólo entre los más destacados de su equipo sino también del circuito. En la mayoría de los casos, esa actuación le hubiese valido la renovación de su contrato para la próxima temporada, pero por alguna razón el club decidió dejarlo en libertad a principios de mes. Su experiencia en la liga lo convierte en una opción valiosa en el mercado invernal de la NPB, pero su continuidad en la liga es muy incierta en este momento.

 

   16. Dayán Viciedo. El toletero cubano de los Dragones de Chunichi no pudo cumplir por segunda campaña consecutiva con las grandes expectativas que el equipo tiene de él. Sus 18 cuadrangulares y 49 empujadas en 87 partidos no son números malos, pero el hecho de que volvió a perderse una buena parte de la temporada por lesión, tal como le ocurrió en 2016, no invita al optimismo. En 2018, disputará el segundo de un contrato de 2 años con el club.

 

   17. Wily Mo Peña. El toletero dominicano de los Marinos de Lotte regresó a Japón después de 2 años de ausencia y a pesar de que comenzó lento, terminó tendiendo un gran impacto en la producción ofensiva de su equipo. Si bien su promedio de .242 no fue el mejor, sus 15 vuelacercas y 38 remolques en 70 partidos convencieron a la gerencia de hacerle una oferta para 2018. Lamentablemente, ambas partes no pudieron llegar a un acuerdo, por lo que se desconoce si el veterano podrá regresar a Japón el año que viene.

 

   18. Roel Santos. El jardinero cubano de los Marinos de Lotte fue contratado como un refuerzo de emergencia a finales de mayo y no perdió tiempo en dejar sentir su presencia en el equipo. Su arranque fue muy exitoso, pero la mala temporada que tuvo el club le restó oportunidades de juego y al final afectó su rendimiento. Si bien su promedio de .250, con 3 jonrones y 8 empujadas en 66 partidos no son números sobresalientes, su actuación sobre el terreno demostró que está más que capacitado para triunfar en la NPB. No obstante, el equipo decidió dejarlo en libertad a principios de mes y parece muy poco probable que regrese a jugar en Japón en el futuro.

 

   19. Xavier Batista. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima tuvo un debut de ensueño en la NPB al irse para la calle en sus 2 primeros turnos en la liga, ambos en calidad de bateador emergente. Comenzó el año en el programa de desarrollo de jugadores del club, pero su rendimiento fue tan excepcional que fue promovido al primer equipo a principios de junio y desde entonces no paró de deslumbrar con su ofensiva. Lamentablemente, el exceso de jugadores extranjeros en el equipo limitó su rol al de bateador emergente, por lo que su promedio final fue de apenas .256. Sin embargo, sus 11 jonrones y 26 empujadas sin duda son testamento de su potencial, razón por la cual el club lo firmó por 5 temporadas más.

 

   20. Luis Mendoza. El lanzador mexicano de los Luchadores de Nippon Ham completó la más floja de las 4 campañas que ha disputado hasta ahora en Japón, luego de dejar una marca de 3-7 y una efectividad de 3.97 en 17 aperturas. Sus modestos números, sumados a la pobre campaña del equipo, convencieron a la gerencia de cambiarlo a los Tigres de Hanshin a finales de agosto, club con el que realizó 4 aperturas más y dejó un récord de 0-2 y una efectividad de 5.14. Hanshin lo dejó en libertad a principios de mes, por lo que su futuro es muy incierto en este momento. Por un lado, la experiencia de haber jugado 4 campañas en la NPB lo convierte en una pieza atractiva en el mercado invernal japonés, pero por la otra, sus modestos números de 2017 puede que no sean suficientes como para ganarle un nuevo contrato para 2018.

 

   21. Jimmy Paredes. El toletero dominicano de los Marinos de Lotte llegó a Japón este año con las mejores oportunidades para tener éxito. El club había dejado en libertad a casi todos sus importados y necesitaba un extranjero de poder que pudiera convertirse en su cuarto bate, por lo que su titularidad en esa posición ya estaba garantizada. Sin embargo, éste no supo sacarle provecho a esa oportunidad. Se tardó mucho en adaptarse al sistema de trabajo nipón y a pesar de que mejoró en la recta final de la campaña sus números generales (.219 de promedio, con 10 JR y 26 CE en 89 juegos) no fueron lo suficientemente buenos como para ganarle una extensión de su contrato. El club lo dejó en libertad a principios de mes y éste terminó firmando con un equipo de Corea del Sur, por lo que no regresará a la NPB en 2018.

 

   22. Carlos Rivero. El toletero venezolano de las Golondrinas de Yakult tuvo un prometedor debut en el circuito nipón luego de ser contratado como un refuerzo de emergencia a mediados de julio. Bateó para .252, con 6 jonrones y 17 empujadas en sus primeras 5 semanas de acción, pero lamentablemente sólo remolcó 4 carreras más durante el resto de la campaña y dejó su promedio final en .215, razón por la cual el equipo lo dejó en libertad. Parece difícil que pueda regresar a Japón en el futuro.

 

   23. Yadir Drake. El toletero cubano de los Luchadores de Nippon Ham lamentablemente no pudo sacarle provecho a la oportunidad que recibió de jugar en la NPB, que él mismo reconoce es algo que muchos peloteros quisieran hacer. Llegó al club como un refuerzo de emertencia a principios de julio y vio acción casi sin interrupciones durante el resto de la campaña, pero desafortunadamente sus números no fueron buenos. Bateó para .232, con un solo jonrón y 3 empujadas en 34 partidos, razón por la cual el conjunto lo dejó en libertad a principios de mes. Parece difícil que pueda regresar a Japón en el futuro.

 

   24. Frank Garcés. El relevista dominicano de los Leones de Seibu tuvo la suerte de ver acción en 18 encuentros en su debut en la NPB, pero lamentablemente su actuación no fue la mejor. Dejó récord de 2-2 y una efectividad de 6.39 en 31 episodios completos, por lo que la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de mes. Luce muy poco probable que vuelva a jugar en Japón en el futuro.

 

   25. Elián Herrera. El toletero dominicano de las Estrellas de DeNA no pudo ganarse la titularidad en una de las posiciones del cuadro del equipo, razón por la cual su estadía en la máxima categoría se limitó a apenas 25 partidos. Luego de batear para sólo .250, con un jonrón y una empujada en ese período, el club decidió dejarlo en libertad a principios de noviembre. Parece difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   26. Román Méndez. El relevista dominicano de los Tigres de Hanshin tuvo un buen debut en la NPB este año, luego de liderar al conjunto menor de la organización en salvados y no permitir carreras en sus primeras cuatro salidas desde el bullpen con el equipo mayor. Sin embargo, su efectividad final de 6.52 en 8 juegos y el hecho de que todos los cupos para extranjeros en el roster activo ya estaban ocupados lo dejaron sin una oportunidad real de demostrar su talento en la liga. Su juventud (27 años) y sus buenos números en la filial del club lo convierten en una opción interesante en el mercado invernal de la NPB, pero es posible que no pueda volver a jugar en Japón en el futuro.

 

   27. Ramiro Peña. El toletero mexicano de los Carpas de Hiroshima cayó víctima del choque cultural en su debut en la NPB este año. Las dificultades que tuvo para adaptarse al estilo de trabajo japonés, sumadas al hecho de que no había puesto para él en el roster activo del club, limitaron su tiempo de juego a apenas 22 partidos, en los que bateó para .216, con cero jonrones y 2 empujadas. La gerencia lo dejó en libertad a principios de mes y resulta prácticamente imposible que regrese a jugar a Japón en el futuro.

 

   28. Luis Cruz. El camarero mexicano de los Gigantes de Yomiuri completó su peor temporada desde que llegó a la NPB en 2014. Su pobre ofensiva, sumada a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo del club, lo limitaron a apenas 9 juegos, en los que sólo pudo batear para .156 y empujar 3 carreras. Su carrera pareció revivir brevemente cuando fue cambiado a las Águilas de Rakuten a finales de julio, pero luego de 13 partidos con el equipo mayor fue bajado a la filial, donde pasó el resto de la campaña. Su promedio de .162 y sus 2 empujadas en ese período fueron números demasiado modestos como para justificar la extensión de su contrato, razón por lo cual fue dejado en libertad a principios de mes. Sus posibilidades de regresar a Japón en el futuro son casi inexistentes.

 

   29. Alejandro Mejía. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima tuvo un buen debut en la NPB este año luego de ser promovido al primer equipo a mediados de agosto debido a los excelentes números ofensivos que registró en la liga menor. Si bien su promedio de .214, con una empujada y cero jonrones en apenas 9 encuentros en la máxima categoría no lucen muy prometedores, el club quedó tan satisfecho que su rendimiento en la filial que decidió firmarlo por 5 temporadas más, razón por la cual lo veremos regresar a Japón en 2018.

 

   30. Jorge Rondón. El lanzador venezolano de los Dragones de Chunichi nunca tuvo la oportunidad real de demostrar su talento sobre el montículo debido al exceso de extranjeros en el roster del equipo. En los apenas 4 partidos en los que vio acción registró una efectiviad de 5.79, razón por la que la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de mes. Parece casi imposible que vuelva a jugar en la NPB en el futuro.

 

   31. Audy Ciriaco. El toletero dominicano de las Estrellas de DeNA lideró la Liga Central en promedio durante la pretemporada y prometió ganarse la titularidad en el cuadro durante la temporada regular, pero nunca pudo lograrlo. De hecho, su campaña 2017 se redujo a apenas 12 juegos con el equipo mayor, en los que bateó para .074 sin jonrones ni empujadas. El club lo dejó en libertad a principios de mes y parece casi imposible que vuelva a jugar en la NPB en el futuro.

 

   32. Elvis Araujo. El lanzador venezolano de los Dragones de Chunichi, al igual que su compatriota y compañero de equipo Jorge Rondón, nunca recibió la oportunidad real de demostrar su talento sobre el montículo. Su actuación en la máxima categoría se limitó a apenas 6 encuentros, en los que dejó una efectividad de 8.33. La gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de mes y luce muy poco probable que regrese a la NPB en 2018.

 

   33. Alexis Candelario. El lanzador dominicano de los Leones de Seibu vio su paso por la máxima categoría de la NPB limitado a apenas una apertura, en la que permitió 7 carreras en 3 entradas completas y dejó una efectividad de 21.00. El club nunca más le dio la oportunidad de volver a lanzar a ese nivel y hasta decidió dejarlo en libertad a mediados de septiembre, razón por la cual parece imposible que vuelva a jugar en Japón en el futuro.

 

Comments   

0 #1 Javier 2017-12-25 22:22
""Depende con el cristal con que se miren las cosas"" reza un refran!!!! Pero aun asi: ¿Por que dicen que Norberto fue el mejor abridor latino????? Para mi fue Valdez, porque tuvo mas entradas (146.1 a 74), aperturas (23 a 11) y ponches (83 a 66) entre otras cosas ..... Norberto tuvo mejor efectividad y record pero no fueron logrados todos como abridor!!! Saludos!
Quote

Escriba un comentario


Security code
Refresh