El desinterés monetario de Otani hace temblar a MLB

Category: El Bate del Samurai Published: 06 November 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 173
 

   Algo extraordinariamente interesante está ocurriendo con el caso del fenómeno japonés Shohei Otani, cuyo deseo de dar el salto a las Grandes Ligas este mismo invierno está sacudiendo los cimientos del poderoso circuito norteamericano.

 

   El convenio laboral firmado entre MLB y su Asociación de Peloteros en noviembre del año pasado modificó las reglas referentes a la firma de jugadores internacionales y eso cambió por completo las condiciones bajos las cuales el talentoso nipón llegaría a la Gran Carpa.

 

   La nueva normativa indica que si éste decide irse a las mayores antes de cumplir los 25 años sólo podrá hacerlo firmando un contrato de ligas menores y eso limitaría mucho su salario, que probablemente no superaría el monto mínimo de medio millón de dólares anuales.

 

   Antes de que se firmara el citado convenio, los medios estadounidenses estimaban que su contrato podría ubicarse entre 200 y 300 millones de dólares debido a su innegable talento y también a su juventud (apenas 23 años, a la fecha de hoy).

 

   La perspectiva de dejar 300 millones de dólares sobre la mesa por querer irse a Norteamérica en este momento en lugar de esperar un par de años más pareció inconcebible, por lo que la mayoría pensó que éste continuaría jugando en Japón hasta cumplir los 25 años.

 

   Sin embargo, Otani sorprendió a todos al declarar a los medios estadounidenses que no le importaba el tema monetario sino que su interés era medirse a los mejores jugadores del mundo tan pronto como pudiera.

 

   Muchos consideraron tal posición una locura, pero eventualmente se resignaron a la idea de que éste se vendría este año a las mayores y que, debido a las nuevas reglas del convenio laboral, los 30 clubes de MLB tendrían el chance legítimo de firmarlo.

 

   No contenta con el triunfo de haber obligado a Otani a hacer la transición a cambio de un salario mínimo, la MLB pecó de avaricia al querer, además, reducir el monto que se le debe pagar a su equipo en Japón para dejarlo en libertad.

 

   El llamado Sistema de Traspasos, que representa la única manera que tienen los jugadores nipones que todavía no son agentes libres de irse a las mayores, estipulada que el club japonés podría recibir hasta un máximo de 20 millones por ceder al pelotero en cuestión.

 

   No obstante, MLB quiso reducir ese monto aún más al rehusarse a renovar ese acuerdo y proponer en cambio uno nuevo, que le daría al conjunto nipón entre 15 y 20 por ciento del contrato total del pelotero.

 

   Es decir, si Otani firma ahora con un conjunto de Grandes Ligas un contrato de 3 años por un salario mínimo de 1,5 millones de dólares (500 mil por temporada), su equipo en Japón, Luchadores de Nippon Ham, apenas recibiría 300 mil dólares por su traspaso.

 

   Nippon Ham, obviamente, rechazó esa propuesta, ya que bajo las reglas del Sistema de Traspasos anterior hubiese podido recibir hasta 20 millones por dejarlo en libertad.

 

   Si acaso, su aspiración era recibir un monto mayor, sobre todo cuando se tiene en cuenta que el increíble talento de Otani es superior a los de Daisuke Matsuzaka y Yu Darvish y que los equipos a los que éstos pertenecieron recibieron 51 millones cada uno al dejarlos libres.

 

   El conjunto de Hokkaido, por lo tanto, presentó una contrapropuesta muy sencilla: ceder a Otani por los 20 millones que estipulaba el sistema anterior.

 

   MLB estuvo dispuesta a hacer la excepción, de manera que el jugador que todos quieren ver en la mayores logre firmar con un equipo de ese circuito, pero entonces fue su Asociación de Peloteros (MLBPA, por sus siglas en inglés) la que rechazó la idea.

 

   Según sus representantes, una posible firma de Otani por apenas 500 mil dólares anuales a cambio de 20 millones para su club por dejarlo en libertad sería una total injusticia para el jugador y además sentaría un mal precedente para el futuro.

 

   Este es el punto más interesante de toda la negociación, ya que en principio MLBPA pareciera estar protegiendo los derechos del japonés, cuando en realidad lo que está haciendo es resguardando sus propios intereses.

 

   Si Otani llegase a firmar por un monto tan bajo, eso le daría un poder inmenso a los clubes de MLB a la hora de negociar nuevos contratos con futuros agentes libres. ¿Por qué debo pagarte a ti 20 millones al año cuando Otani está jugando por sólo 500 mil?

 

   Por lo tanto, su preocupación no es tanto lo que le vaya a ocurrir al japonés cuando llegue a jugar a la Gran Carpa sino lo que les va a pasar a ellos mismos cuando ya no tengan acceso a esos contratos multimillonarios con los que tanto sueñan.

 

   Nuestro amigo y colega de la agencia de noticias Kyodo Jim Allen, quien tiene la oportunidad de asistir a las reuniones invernales de los clubes de MLB cada diciembre, siempre dice que nunca deja de sorprenderle lo obsesionados que están con el dinero esos conjuntos.

 

   Es por eso que Otani, con el claro desinterés que muestra por el tema monetario, representa una enorme amenaza para el status quo de las mayores.

 

   Su llegada, por medio de un contrato tan modesto, no sólo podría cambiar la forma en la que se juega el béisbol en ese circuito, sino también la forma en que éste maneja sus negocios y ni MLB ni MLBPA parecen estar dispuestas a dejar que eso ocurra.

 

   La partida entonces está trancada, como se diría en el dominó. MLBPA no va a permitir que Otani firme por tan poco dinero y que su equipo reciba tanto. MLB haría la excepción de permitirle a Nippon Ham recibir 20 millones por dejarlo en libertad, pero no de dejarlo firmar como agente libre antes de que cumpla los 25 años.

 

   Nippon Ham, por su parte, no lo cederá al menos que reciba, como mínimo, 20 millones como compensación y el propio Otani está dispuesto a dar el salto ahora, a pesar de estar dejando 300 millones sobre la mesa, pero no a esperar 2 años más para hacer la transición.

 

   El Sistema de Traspasos que entró en vigencia el primero de noviembre de 2013 se venció el pasado 31 de octubre, por lo que actualmente ni siquiera es posible que el fenómeno nipón se vaya a las mayores.

 

   Para que eso ocurra, debe aprobarse primero un nuevo Sistema de Traspasos y eso no parece que vaya a ocurrir pronto, por lo que Otani podría verse obligado a continuar jugando en Japón por 2 años más.

 

   Una vez que cumpla 25 años y pueda firmar como agente libre por 300 millones, entonces no cabe duda de que Nippon Ham aceptará la propuesta de recibir el 20 por ciento de su contrato, que en ese caso equivaldría a 60 millones de dólares.

 

   Ese escenario también dejaría contenta a la MLBPA y, hasta cierto punto, a la MLB, ya que sus reglas estarían siendo respetadas, si bien estaría pagando demasiado por un jugador al que hubiese podido firmar por el salario mínimo.

 

   Sin embargo, debemos reconocer que una espera de 2 años para que Otani finalmente juegue en la mayores sería una derrota tanto para MLB como MLBPA, ya que sus propias reglas y desacuerdos estarían dejando fuera de la liga al jugador que todos quieren ver en acción.

 

   No se puede culpar a Nippon Ham por querer cobrar al menos 20 millones de dólares por ceder al mejor pelotero de su historia, ni mucho menos a Otani, quien está dispuesto a irse a la Gran Carpa ahora mismo a pesar de hacerlo por el salario mínimo.

 

   Como ya ha ocurrido tantas veces en el pasado, MLB está siendo víctima de sus propias acciones.

 

   La NPB, por el contrario, está quedando muy bien parada, ya que no se doblegó bochornosamente a la nueva propuesta de las Grandes Ligas (como sí lo hizo en 2013 cuando Masahiro Tanaka estaba a punto de dar el salto), sino que defendió muy bien sus derechos.

 

   Ahora sólo falta saber qué ocurrirá. ¿Cederá alguna de las partes para que Otani pueda irse ahora a la Gran Carpa o se mantendrá trancada la partida hasta que éste cumpla los 25 años?

 

Comments   

0 #2 mario 2017-11-10 11:15
increible el tema complejo del traspaso de otani a mlb, creo que las grandes ligas japonesas deben reunirse y ponerse de acuerdo la junta de propietarios de los clubes nipones, para poner limites altos a estados unidos, en funcion de elevar las ganancias japonesas
Quote
0 #1 Luis 2017-11-06 12:24
Que tonto ese Otani jajaja... se nota que esta muy 'joto' todavía!!!
Quote

Escriba un comentario


Security code
Refresh