Sugano es el favorito para ganar el Premio Sawamura

Category: El Bate del Samurai Published: 09 October 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 60
 

   Tomoyuki Sugano, el as de los Gigantes de Yomiuri y también de la selección japonesa que se midió a los Estados Unidos en la semifinal del Clásico Mundial de Béisbol de marzo, es el candidato a vencer en la carrera por el Premio Sawamura 2017.

 

   Sus números lo confirman. Lideró toda la NPB en victorias (17), efectividad (1.59) y WHIP (0.85) este año y además comandó la Liga Central en juegos completos (6) y quedó segundo en porcentaje de triunfos (.773), entradas lanzadas (187.1) y ponches (171).

 

   Recordemos brevemente los 7 criterios que toma en cuenta el comité de veteranos encargado de evaluar a los lanzadores que compiten por el galardón y veamos cuántos de ellos fueron alcanzados por el derecho de 27 años.

 

   Idealmente, el ganador debe haber realizado al menos 25 aperturas, ganado al menos 15 juegos, completato al menos 10 partidos, registrado un porcentaje de triunfos de al menos .600, lanzado al menos 200 entradas, sumado al menos 150 ponches y registrado una efectividad no superior a 2.50.

 

   Sugano cumplió con 5 de esos parámetros: victorias (17), aperturas (25), efectividad (1.59), ponches (171) y porcentaje de triunfos (.773). Se quedó corto en entradas lanzadas (187.1) y juegos completos (6), pero no por mucho.

 

   Su principal rival de cara al premio, el as de los Leones de Seibu Yusei Kikuchi, también alcanzó los 5 mismos criterios: victorias (16), aperturas (26), efectividad (1.97), ponches (217) y porcentaje de triunfos (.727), y además registró números casi idénticos en los renglones de entradas lanzadas (187.2) y juegos completos (6).

 

   Ambas candidaturas están muy parejas, pero en nuestra opinión la balanza debe inclinarse a favor de Sugano por la siguientes razones. Primero y principal, su efectividad es considerablemente inferior (nada menos que 38 centésimas) a la de Kikuchi y eso representa una gran diferencia a favor del primero.

 

   Luego, el WHIP de Sugano también es inferior al de Kikuchi (0.85 vs 0.91) y además registró un triunfo más y una derrota menos que éste. Así mismo, en términos generales, el primero se vio más dominante y consistente sobre la lomita que el segundo.

 

   El único departamento en el que Kikuchi superó claramente a Sugano fue en el de ponches (217 vs 171), pero esa es un área que tiene muy poco peso a la hora de determinar la efectividad y capacidad de triunfo de un lanzador.

 

   Es por eso que pensamos que si la elección se reduce a estas dos opciones, Sugano saldría ganando. Después de todo, se trata del as del equipo más popular del país y el mejor lanzador con el que cuenta la selección nacional en la actualidad.

 

   Otro candidato que merece mucha consideración es el norteamericano Miles Mikolas, que es compañero de Sugano en la rotación de Yomiuri.

 

   El derecho de 29 años cumplió con sólo 4 de los 7 criterios (realizó 27 aperturas, registró un porcentaje de triunfos de .636, ponchó a 187 y dejó una efectividad de 2.25), pero terminó superando a Sugano en aperturas (+2), aperturas de calidad (+1), entradas lanzadas (+0.2), ponches (+16) y promedio de ponches por cada 9 entradas (+0.73).

 

   Sin embargo, nos parece que Sugano ganaría cualquier enfrentamiento entre ambos debido a que lo aventaja con claridad en efectividad (-0.66), porcentaje de triunfos (+.097), victorias (+3) y juegos completos (+6), además de haber alcanzado un parámetro más que éste.

 

   Es probable que el derecho de las Águilas de Rakuten Takahiro Norimoto, quien también cumplió con 4 de los 7 criterios, se considerado para el galardón, pero sus números obviamente lo colocan en desventaja con respecto a los 3 candidatos anteriores.

 

   El derecho de 26 años realizó 25 aperturas, ponchó a 222 bateadores, ganó 15 juegos y registró un porcentaje de triunfos de .682. Se quedó corto en juegos completos (8), entradas lanzadas (185.2) y efectividad (2.57), pero no por mucho.

 

   No obstante, con una efectividad que es casi un punto superior a la de Sugano (2.57 vs 1.59), un porcentaje de triunfos que es 0.91 centésimas inferior, dos victorias menos y una derrota más en su haber, nos parece casi imposible que logre robarle los honores a éste.

 

   Algo importante que debe tomarse en cuenta es que algunos de esos 7 criterios, que por tanto tiempo han determinado a los ganadores del premio, han perdido vigencia y deberían ser cambiados, reemplazados o eliminados.

 

   Por ejemplo, ya hace años que ningún lanzador de la NPB logra completar 10 o más juegos en una temporada. Chihiro Kaneko, el as de los Búfalos de Orix, fue el más reciente en lograrlo, pero eso ocurrió en 2013 y éste sólo pudo igualar esa marca, no superarla.

 

   Desde entonces, Norimoto completó 9 juegos en 2014 y 8 este año. El resto de los lanzadores de ambos circuitos ni siquiera se ha acercado a esa cifra.

 

   Así mismo, alcanzar las 200 entradas lanzadas en una misma campaña se ha hecho cada vez más difícil, incluso en las Grandes Ligas, donde se disputan más juegos por temporada y los abridores lanzan más a menudo que en Japón.

 

   Yudai Ono de los Dragones de Chunichi, que lanzó 207 entradas y un tercio en 2015, y Kenta Maeda de los Carpas de Hiroshima, que acumuló 206 episodios y un tercio ese mismo año, fueron los más recientes en alcanzar esa meta.

 

   Este año, ningún lanzador logró sumar 190 capítulos y sólo 5 en total lograron superar la barrera de las 180 entradas lanzadas.

 

   En nuestra opinión, el parámetro de los 10 juegos completos debería eliminarse, porque no representa una manera apropiada de evaluar la eficacia de un abridor. En teoría, un lanzador podría completar 10 juegos y perderlos todos. ¿Merecería un premio por eso?

 

   De la misma manera, el criterio de las 200 entradas lanzadas debería reducirse, por ejemplo, a 175, ya que se trata de una cifra poco realística para esta época.

 

   Adicionalmente, nos parece que el comité de veteranos podría actualizarse con las nuevas estadísticas que han surgido en los últimos años y que sin duda ayudan a evaluar mejor el dominio y la valía de los lanzadores.

 

   El WHIP (hits y boletos permitidos por entradas lanzadas) y las aperturas de calidad (3 o menos carreras permitidas en 6 o más entradas lanzadas) representan dos buenos ejemplos de ello.

 

   El primer caso, porque un lanzador que permita muy pocos hits y boletos por cada entrada lanzada tiene que contar obligatoriamente con un buen control y además ser muy dominante sobre el montículo.

 

   Sugano, que lideró toda la NPB este año con 17 victorias y una efectividad de 1.59, también comandó la liga en WHIP con un registro de 0.85. Le siguieron en ese departamento Kikuchi (0.91) y Mikolas (0.98), quienes junto a primero representan los candidatos más fuertes a quedarse con el premio.

 

   En el segundo, porque si la mayoría de las aperturas de un lanzador son de calidad esa es sin duda una manera muy eficiente de medir la confiabilidad y consistencia del mismo cada vez que le toca subirse a la lomita.

 

   El 88 por ciento de las aperturas de Kikuchi este año, por ejemplo, fueron de calidad y eso le permitió liderar la NPB en ese departamento. Le siguieron Sugano con 84% y Mikolas con 81%, quienes ya sabemos son junto al primero los lanzadores que más posibilidades tienen de quedarse con el codiciado galardón.

 

   Los números de los 3 son muy parejos, pero nos parece que los de Sugano son los mejores y es por eso que pensamos que al final él será quien se quede con el Premio Sawamura 2017.

 

Escriba un comentario


Security code
Refresh