La candidatura del cubano Alfredo Despaigne al JMV

Category: El Bate del Samurai Published: 18 September 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 254

   El título de liga obtenido este sábado por los Halcones de SoftBank convierte al toletero cubano Alfredo Despaigne en uno de los principales candidatos a alzarse con el galardón al Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico este año.

 

   Tradicionalmente, los cronistas deportivos japoneses, en lugar de evaluar a los peloteros más destacados de los 6 equipos del circuito, suelen enfocarse sólo en el conjunto campeón y otorgarle el codiciado premio al más destacado de sus representantes.

 

   Es por eso que ahora que su club ha asegurado el primer lugar de la clasificación, el poderoso antillano ha pasado a ser uno de los hombres que más posibilidades tiene de quedarse con los honores. Sin embargo, nos parece que su nombre no encabeza la lista de favoritos.

 

   Recordemos primero los números que ha acumulado hasta ahora. En este momento, lidera la Liga del Pacífico en jonrones (33) y carreras empujadas (99) y además es tercero en porcentaje de slugging (.522) y quinto en OPS (.868). Su promedio ofensivo es .265.

 

   Se trata de cifras muy buenas, sin duda, pero no lucen superiores a las de los otros candidatos de peso para ganar el galardón.

 

   El favorito principal es Yuki Yanagita, el jardinero central de equipo, quien comanda el circuito en porcentaje de bases alcanzadas (.425), porcentaje de slugging (.585), OPS (1.009) y boletos recibidos (87), además de ser segundo en promedio (.309), empujadas (98), bases alcanzadas (259) y anotadas (93) y tercero en jonrones (30) y dobles (30).

 

   Sus excelentes números en la mayoría de las facetas ofensivas del juego, sumados a la gran seguridad de su guante y su increíble alcance a la hora de defender, lo convierten en el candidato a vencer de cara al premio.

 

   Despaigne lo supera en jonrones y empujadas, pero Yanagita gana la partida en el resto de las categorías y además es candidato a alzarse con su tercer Guante de Oro, cosa que está fuera de alcance del primero.

 

   Si bien está registrado como jardinero, desde que llegó a Japón en 2014 el antillano ha estado limitado al rol de bateador designado y eso sin duda va a reducir sus posibilidades de quedarse con los honores.

 

   Yanagita, por el contrario, no sólo tiene mejores números ofensivos que él sino que también lo supera con creces en defensa y eso al final coloca la ventaja de su lado.

 

   Alguien que tiene muchas posibilidades de dar la sorpresa y alzarse con el premio es el norteamericano Dennis Sarfate, quien en su rol de cerrador del club acaba de imponer un nuevo récord de salvados para una temporada en la NPB.

 

   Superó la marca anterior de 46 a principios de mes y al momento de escribir estas líneas ya acumula 51 rescates con 12 partidos más por disputar, por lo que es posible que esa cifra aumente en los próximos días.

 

   Romper una marca importante como esa, y además por un margen tan grande, con toda seguridad le va a ganar muchos votos a la hora de determinar al ganador.

 

   No debemos olvidar lo que ocurrió en la Liga Central en 2013, cuando el curazoleño Wladimir Balentien destrozó la marca de más jonrones para una campaña que había estado vigente por 49 años.

 

   El total de 55 estacazos registrado por el legendario Sadaharu Oh en 1964 fue igualado en un par de ocasiones, pero nunca superado, por lo que cuando Balentien se fue para la calle en 60 ocasiones en 2013 todos se rindieron a sus pies.

 

   Tal fue el impacto de su hazaña, que los cronistas nipones lo nombraron Jugador Más Valioso del circuito a pesar de que su equipo terminó en el último lugar de la clasificación. Esa ha sido una de las muy pocas veces en la historia de la NPB en la que el galardón fue a parar a las manos de un jugador no perteneciente al equipo campeón de liga.

 

   Obviamente, el récord de salvados no es tan importante como el de jonrones, pero eso no le resta méritos a su gran hazaña. Después de todo, 51 salvados equivalen a 51 victorias y esa cifra representa más de la mitad de los triunfos que tiene el equipo en este momento.

 

   Sería casi imposible probar que Despaigne o Yanagita hayan contribuido más al éxito del club esta temporada que Sarfate.

 

   Otro candidato que seguramente recibirá mucha consideración al galardón es el derecho de 27 años Nao Higashihama, quien está liderando la Liga del Pacífico en victorias (16) y además es segundo en porcentaje de triunfos (.800) y cuarto en efectividad (2.67).

 

   SoftBank cuenta con una gran rotación de abridores que ha sido muy consistente durante todo el año, pero Higashihama ha sido el que más entradas ha lanzado y el que más victorias ha conseguido, por lo que su aporte sin duda ha sido mayor al del resto.

 

   Incluso el derecho Kodai Senga podría recibir algunos votos, ya que supera a Higashihama en varios renglones. Su récord de 13-3 no le alcanza para sobrepasar al primero en victorias, pero sí para vencerlo en porcentaje de triunfos (.813 vs .800).

 

   Además, posee una mejor efectividad (2.20 vs 2.67) y también lo supera en ponches (139 vs 136), por lo que en teoría su candidatura debería recibir el mismo nivel de atención. Su debilidad es que ha lanzado menos entradas (155 vs 131) que el primero y eso podría dejarlo fuera de la tabla de líderes del circuito.

 

   Despaigne, por lo tanto, tiene una férrea competencia por delante, pero eso no quiere decir que sea imposible que se quede con los honores.

 

   Si logra capturar los títulos de jonrones y empujadas del circuito a finales de año, eso le va a ganar muchos puntos en la votación, sobre todo porque eso le aseguraría ser electo al Equipo Ideal de la temporada como bateador designado.

 

   En nuestra opinión, las candidaturas de Yanagita y Sarfate son más fuertes que las del cubano, pero insistimos en que éste todavía podría dar la sorpresa, en especial si logra mejorar sus números en los 12 partidos que le quedan por disputar en la campaña regular.

 

   De dar la sorpresa y obtener el galardón, se convertiría en apenas el cuarto latino en recibir tal distinción después de los venezolanos Roberto Petagine, Alex Cabrera y Alex Ramírez.

 

   Petagine lo obtuvo en 2001, luego batear para .322 y liderar la Liga Central en jonrones (39), empujadas (127), porcentaje de bases alcanzadas (.466), porcentaje de slugging (.633) y OPS (1.099), además de llevar a las Golondrinas de Yakult al título del circuito y al triunfo en la Serie de Japón.

 

   Cabrera lo recibió en 2002, tras registrar un promedio de .336 y liderar la Liga del Pacífico en cuadrangulares (55), boletos (100), porcentaje de bases alcanzadas (.467), porcentaje de slugging (.756) y OPS (1.223), además de llevar a los Leones de Seibu al título del circuito y a disputar la Serie de Japón.

 

   Ramírez fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Central en 2008 y 2009 y se mantiene hasta la fecha como el único extranjero en repetir el honor. En la primera ocasión bateó para .319, conectó 45 jonrones y lideró el circuito en remolques con 125, y en la segunda ganó el título de bateo con .322, disparó 31 vuelacercas y produjo 103 carreras. En ambas ocasiones llevó a los Gigantes de Yomiuri el título de liga y a disputar la Serie de Japón.

 

   Pronto sabremos si el cotizado toletero cubano podrá unirse a este prestigioso grupo de leyendas latinas del béisbol japonés o no.

 

Escriba un comentario


Security code
Refresh